Paradoja Peatonal

Yo he sido peatón gran parte de mi vida, en varios paises, y sobre todo en muchas ciudades. Y definitivamente no hay sitio más rudo para un peatón que México. En mi natal ranchito los conductores les avientan la lámina, y los espantan a claxonazos sin piedad alguna. Pero la gente es media masoquista porque aunque el gobierno ha puesto puentes peatonales, casi en cada esquina, nadie los usa.

Sin embargo desde que me mudé a Guanatos (a.k.a Guadalajara) descubrí un mundo raro donde la gente maneja con pachorra (osea bien tranquilo). De hecho es muy raro que usen el claxon y los conductores le dan el paso no solo a los peatones, sino también a otros conductores. Pero no todo es felicidad y belleza en la perla tapatía. Aquí los señalamientos los pusieron con las patas, hay que estar adivinando los nombres de las calles y avenidas. Ademas si por algun extraño motivo te desvias de tu ruta diaria, descubriras con espanto que los sentidos de las calles fueron elegidos "de tín marín, de do pingüe".

En conclusión la vialidad en guanatos es una extraña paradoja donde amables y tranquilos conductores que no saben por donde ir, ceden el paso a peatones que no tienen por donde ir.

Un ejemplo más claro de esto es esta fotografía. La tomé en el cruce que hacen dos avenidas (Mariano Otero, y Lopez Mateos). Donde para colmo, ni siquiera hay puente peatonal.

 

1 comentarios:

Klau!! dijo...

Yo acabo de estar en Cancún y la verdad perdimos mas tiempo en encontrar las calles que lo que pase en la playa :( bbuuu con la vialidad de por aquellos lares !!