Tan cerca y tan lejos

Valió la pena pagar 6 veces el valor del boleto, valió la pena viajar 12 horas en el mismo día para verlos desplegar un fútbol como el de hoy, Cruz Azul nos deja a todos sus aficionados con un subcampeonato lleno de dignidad y orgullo, demostró porqué es un equipo grande entre los grandes y pudo emparejar los cartones de visitante cuando ya nadie creía en ellos y los daba por muertos.

El arribo al estadio fue impresionante, sabía que me estaba metiendo al infierno de donde muy pocos han salido vivos. La presión por parte de las barras se dejaba sentir, todo el estadio vestido de rojo y una que otra mancha azul se podía vislumbrar en las gradas. La primera mitad del juego muy cerrada, con llegadas de ambos equipos y nada para nadie. La segunda parte inició de manera trepidante con una llegada que culminó Vela en gol ante el arco de Cristante. El milagro azul comenzaba y nos llenaba de esperanza, con los 3 cambios a cuestas, al minuto 72 Villaluz recibe una clara falta en el área que no es marcada y que lo manda al hospital. Apartir de entonces jugaría con 10 hombres el resto del partido. Aún así, la ilusión más grande se vivió cuando el "Cata" Dominguez remató un tiro de esquina que enmudeció al Nemesio Diez con el segundo tanto, la hombrada se había hecho y solo rezaba para que se mantuviera el hambre y las ganas mostradas hasta entonces por parte del equipo de la Noria.

Terminó el tiempo reglamentario y vendrían los tiempos extras llenos de expectación por ambas partes. Otra vez nada para nadie, llegaron los penaltís y todo mundo estaba hecho un manojo de nervios, yo rezando y comiéndome las uñas pedía por el milagro que a la postre no llegó. El mismo hombre que prendiera la llama de esperanza la apagaba, Vela erraba su tiro en muerte súbita y los diablos Rojos se coronaban en casa. Al final la suerte no estuvo de nuestro lado, pero nos retiramos con la frente en alto, sabiendo que fuimos superiores al Toluca en casa, y aunque digan que los segundos lugares nunca serán recordados, yo nunca olvidaré esta tarde, en mi corazón cruz azulino siempre estará marcada como una tarde de grandioso fútbol.

Gracias Cruz Azul, gracias por hacernos soñar, hoy fuiste un gran rival y caíste como los grandes. Ya vendrá nuestro campeonato, y así pasen otros 11 años de sequía, tu fiel afición seguirá ahí al pie del cañón.

 

2 comentarios:

Priscila dijo...

Pues que bueno que pudiste ir a apoyar a tu equipo, pero que malo que perdieron, pero pues ni hablar lo importante es que pudiste echarles ahi tus porras, que tuviste la oportunidad de ir y ver en vivo todo el show =P
besos.

kistian dijo...

felicidades, hicieron lo imposible, lo q nadie pensaba q lograrian, pusieron a temblar a un muy buen equipo, buen partido, de lo mejor q se ha visto, y lo mejor q el equipo le dio una gran satisfaccion a su gente, felicidades sub campeones, peroooooo como nada puede ser perfecto hoy le toco al arbitro, mal capacitado sin experiencia, esperemos q la comision de arbitraje aprenda q a una final debe de ir el mas experimentado, el q ya ha pitado finales y a alguien q no se le caigan los calsones on ver un estadio o con ver a un jugador( torrado), bye, felicidades, saludos.