1/4 DE SIGLO


El pasado domingo fue mi onomástico número 25, y porque negarlo, esta vez sí sentí el viejazo. Es que recuerdo curiosamente cuando tenía 15 años, y pensaba que al tener más de 20 ya se era ruco, señor en toda la expresión de la palabra....

Ya 25 años pesan, es aproximadamente la tercera parte de toda una vida, y presento varios sintomas de "ruquez" que acontinuación menciono:

  • Muchos amigos contempóraneos o se casan, o tienen hijos, o ambos.

  • No reconozco en un 70% los nombres de los nuevos grupos o solistas de cualquier género musical, ya no digamos rock solamente.

  • El entrar a una tienda de comics o juguetes cada día resulta más extraño.

  • Empiezo a tener pensamientos del tipo: "En 2 años estaré haciendo esto... o lo otro..."

  • Me preocupa el calentamiento global, la economía, y otros temas que hace tiempo me parecían aburridos.

  • Ya me dicen señor y no en tono de broma.

  • Ni de chiste me piden credencial de elector para entrar a un congal o algo similar.

Y estos son solo algunos de los que tengo presentes, ya que sí hiciera un examen minusioso terminaría con una letanía absoluta, aunque como dicen, yo como los buenos vinos: mientras más viejo más sabroso. Saludos.


 

6 comentarios:

Alito dijo...

Felicidades señor... Ja ja ja...

- chupycuate - dijo...

Muchas felicidades Ñor...

Solo recuerde que si estos primeros 25 se le fueron en chinga... ya lo quiero ver en la segunda o tercera ronda... jajajajajajajajaja

Elizabeth dijo...

Los dulces ya no te saben igual y te empiezan a fallar las rodillas!!! pero estoy de acuerdo con usted SEÑOR entre más viejo más sabroso!!! jajaja

Gustavo dijo...

Pues una felicitacion a este Vejete puberto, del cual cabe mencionar que una buena bofeada en los partidos sabatinos se ha de relucir y eso que era antes de los 25... pondremos a prueba esas dos decadas y media para una carrerita de 5 Kms.
Y eso de sabroso... Arriba Oaxaca!

edgarcia dijo...

A las pruebas me remito señor, aceptado su reto jeje

Anónimo dijo...

Ash! hiciste que se me revolviera el estomago con este post,, solo de acordarme lo mal que se siente que te digan señora las mocosas de 16.. y lo comparo con la felicidad que sentí cuando me empezaron a decir señorita jajaj .. la vida no pasa en vano y la edad siempre sale a relucir, jeje :( .. klau !!